La teoría del laboratorio de Wuhan revive tras el informe de la OMS

Un asesor sobre Asia en el Departamento de Estado de la administración Trump en el momento del brote, David Feith, se pregunta como muchos otros investigadores hacia dónde apuntan las pruebas sobre el origen del coronavirus, y puede que el informe de investigación de la OMS, que pretendía dar una respuesta al mundo sobre el origen de la pandemia, sólo haya arrojado más oscuridad sobre lo que realmente ocurrió en Wuhan.

Relanzamiento de los análisis sobre el origen del Covid-19

David Feith trabaja actualmente en el Center for the New American Security de Washington, D.C., que es un centro de investigación. El año pasado, cuando todo empezó, Trump y su administración fueron uno de los primeros países en acusar a China de una filtración en el laboratorio del virus, que supuestamente habían estado estudiando en el Laboratorio de Virología de Wuhan.

La teoría fue descartada tras la publicación del informe, pero el martes los científicos no sólo dijeron que era un estudio "dinámico" que requería más investigación, sino que las autoridades de todo el mundo coincidieron en que era necesario otro estudio.

La teoría de que el virus se filtró en el laboratorio no ha sido descartada

Sin embargo, el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, tuvo palabras contundentes. El informe califica de "extremadamente improbable" la teoría de una fuga en el laboratorio y algunos de los investigadores han pedido que no se dedique ningún esfuerzo de investigación a la hipótesis, pero Tedros dijo el martes que el informe mostraba que la evaluación de la teoría por parte de los investigadores no era "suficientemente amplia".

Según la declaración escrita de Tedros a los miembros de la OMS, dijo que esta teoría, aunque se describió como la menos probable, todavía requería más misiones e investigaciones. Añadió que se necesitaban expertos en este campo y que estaba "dispuesto a desplegarlos".